Cuidado & Mantenimiento de Jardines Eternos

Cuidado y Mantenimiento

Nuestros Jardines Eternos son muy fáciles de cuidar. Solo necesitan luz no directa, agua pocas veces al año y un poco de atención :-). A continuación, te compartimos consejos básicos para que su cura y mantenimiento sea un gozo.¡Deseamos de todo corazón que disfrutes de este Jardín Eterno! Y si tienes alguna duda o consulta que no hayamos resuelto en las siguientes líneas, escríbenos a hola@musgo.art y te responderemos encantados en el menor tiempo posible.

Georgina & Ari, fundadores de müsgo.

 

1. ¿Qué es un Jardín Eterno?

Un jardín eterno es un pequeño “invernadero” en el que recreamos las condiciones de un ambiente tropical, es decir humedad alta, temperatura alta y constante. En él conviven elementos vegetales, minerales y microorganismos creando un ecosistema cerrado

 

2. Luz

Las plantas del Jardín Eterno necesitan luz para hacer la fotosíntesis. Recomendamos colocarlo cerca de una ventana pero lejos de la luz del sol directa.
Idealmente le damos media vuelta al Jardín Eterno cada semana y así que todas las partes de la composición reciban la luz que necesitan y su crecimiento será uniforme.

 

3. Adaptación

Las plantas del Jardín Eterno necesitan aclimatarse a su nueva ubicación y en alguna ocasión pueden tener síntomas de estrés provocado por cambios en la luz y humedad.
Algunas hojas pueden caer o volverse amarillas y puede aparecer moho en alguna parte.
Si esto ocurre, es importante retirar el moho y las hojas amarillas o caídas cuanto antes mejor.
Por ello, recomendamos prestar especial atención al Jardín Eterno durante las primeras semanas.
El estrés de la planta desaparecerá y seguirá creciendo con normalidad :-)

 

4. Riego

Regaremos el Jardín Eterno cuando la tierra alrededor del árbol principal esté seca.
Acostumbra a ser 1-2 veces al año. Para regarlo recomendamos utilizar un pulverizador y humedecer la tierra alrededor de las plantas principales.
Es recomendable no humedecer el musgo. La cantidad de agua depende del tamaño que tenga el Jardín Eterno y es esencial que el agua sea filtrada o de lluvia.

 

5. Temperatura

El Jardín Eterno vive correctamente entre 15 y 27 grados centígrados.
Si la temperatura es más alta, recomendamos destapar el Jardín Eterno e ir regando con regularidad. Hemos de tener en cuenta que las plantas que hay dentro son de tipo tropical y están acostumbradas a la humedad.

 

6. Condensación

La condensación es necesaria para que el Jardín Eterno no se tenga que regar casi nunca. El agua condensada vuelve a caer a la tierra y riega las plantas, creando un ciclo cerrado de hidratación.
Dicho esto, mucha condensación no es buena. En condiciones normales se concentra en un lado del Jardín Eterno. Es importante ir girando el Jardín Eterno cada semana para que se reparta por todas partes.
Si hay mucha condensación y es difícil ver las plantas que hay dentro, significará que el Jardín Eterno ha recibido demasiada luz o calor. En estos casos recomendamos abrir la tapa durante unos minutos. Si el agua condensada no acaba de caer dentro del Jardín Eterno, se puede abrir y pasar la mano para provocar que caiga más rápidamente.

 

6. Poda

Recomendamos podar las hojas cuando empiezan a tocar el cristal.
Para hacerlo, corta la rama por debajo las hojas y deja el Jardín Eterno abierto durante 15h horas en un lugar no húmedo para que las ramas se recuperen y sigan creciendo.

 

7. Preguntas frecuentes: Las hojas de las plantas se han puesto amarillas o se caen. ¿Qué debo hacer?

Esto puede ser debido a un exceso o falta de agua. Por lo tanto, debe observar su Jardín Eterno examinando el suelo del mismo.

Si el suelo al pie de las plantas parece fangoso o muy húmedo, es porque el riego es demasiado frecuente. En ese momento, te aconsejamos que dejes abierto el Jardín Eterno hasta que el exceso de agua haya disminuido.

En caso que esté seco, hidrata la tierra y los musgos rociándolos ligeramente desde abajo en agua filtrada o mineral.

También puede aparecer amarillo cuando hay falta de luz. En este caso, mueve el Jardín Eterno y sitúalo cerca de una fuente de luz (ten cuidado siempre de no recibir luz solar directa).

Cuando el Jardín Eterno está lleno de humedad, las hojas también pueden volverse marrones. Esto significa que hay hongo. Quita las hojas afectadas y deja el terrario abierto hasta que la humedad se haya evaporado.

 

8. Preguntas frecuentes: ¿Y si hay insectos en el terrario?

Pueden entrar pequeños insectos en el Jardín Eterno; es natural ya que es un ecosistema vivo. Si son lombrices de tierra en el sustrato o pequeños mosquitos, puedes dejarlos co-habitar en tu terrario, esto no afectará el desarrollo adecuado de tus plantas.

Por otro lado, si son babosas o caracoles, tendrás que quitarlos para que no se coman las hojas de tus plantas.

En caso de que aparezcan pequeños insectos blanquecinos (sobre o debajo de las hojas), significa que hay pulgón. En este caso, recomendamos ir a un centro de jardinería con fotografías del pulgón para que te recomienden el producto adecuado (no es grave si se pone remedio a tiempo).

 

¿Alguna pregunta más?

Escríbenos tu consulta/duda/pregunta a hola@musgo.art y te responderemos encantados :-)

domingo,lunes,martes,miércoles,jueves,viernes,sábado
enero,febrero,marzo,abril,mayo,junio,julio,agosto,septiembre,octubre,noviembre,diciembre
No hay suficientes ítems disponibles. Solo quedan [max].
Carrito
Envío gratuito en órdenes mayores a [money]
¡Casi lo tienes! Compra [money] más para obtener envío gratuito.
¡Genial! Tienes envío gratuito

Tu carrito está vacío.

Vuelve a la Tienda

¿Esta compra es un regalo? Añade tu dedicatoria aquí :) ¿Detalles de entrega importantes? Dínoslo aquí. Editar
Estimar envío
Agregar un cupón

Estimar envío

Agregar un cupón

Tu código de cupón se aplicará en el checkout